Play-off 2019: El Montecillo, Aranda de Duero

Play-off de ascenso a Segunda B
Arandina CF 1-2 CF La Nucía

CATEGORÍAS:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

[Por @unascensoa2b]

Estamos dentro. Y las primeras fotos del Montecillo tenían que ser de su bar. QUÉ PASADA.

Absolutamente toda su historia aquí.

El olor a panceta en la plancha se mezcla con trofeos, bufandas y banderines.

Creo que es el mejor bar visitado por el momento.

Oh si. Banquillos supletorios en Aranda de Duero. Ver el fútbol desde un banco del parque es posible.

Llama mucho la atención, que tanto El Montecillo como el campo anexo dispongan de pistas de atletismo. Estas gradas, con este césped natural y sin pistas, sería tan…

En la foto quizá no se aprecie, pero lo que estamos viendo es un bar montado sobre un carro de supermercado en el que las bebidas van en un cubo de basura lleno de hielos. Todo por satisfacer las necesidades de tribuna.

 

Aprieta la grada local en cada jugada. Y no es para menos. En La Nucía están jugando jugadores como Mariano Sanz, Iván Forte, Juanma Ortiz, Fran Moreno, Jandro, Fofo… Equipo de clásicos. Poca broma con los alicantinos.

Ante este sol poniente sobre la tribuna de El Montecillo, se adelanta La Nucía con un tiro a quemarropa desde dentro del área. Diez segundos de silencio y la afición local vuelve a animar a los suyos. La grada que no entiende de resultados. Fútbol como excusa. Auténtica fiesta.

El Montecillo es ese sitio donde al descanso se sortean pizzas entre los espectadores, entra una moto y un repartidor al campo y te entrega las pizzas en mano.

Haciendo honor a la denominación de origen Ribera del Duero, una cepa de vid custodia el servicio.

La Arandina está perdiendo 0-1, pero su afición está haciendo que el hormigón armado que tenemos bajo nuestros pies esté vibrando. No como forma de hablar, sino vibrando literalmente. Brutal.

Esto es la general y aquí se viene a chupar sol. Cuando ni las gafas de sol hacen su función, llega el momento de utilizar el último recurso de “manos a la frente”.

 

Marca La Nucía el 0-2 y quizá podamos confirmar que estamos ante el mejor equipo que hemos visto en este play-off. Una banda de viejos rockeros está sembrando el caos allá por donde va.

Se suben los gemelos de los jugadores de La Nucía, la afición de la Arandina entona el “Canta y no llores”. Rula la petaca por las gradas. Patadas a botellas vacías de Coca Cola. Fiesta total en el sector de afición visitante. Algún que otro “Peace and Love”… El play-off.