Un campo en medio del campo

Monasterio de la Sierra, el campo de fútbol donde los habitantes no son los jugadores. Un reportaje en El Día Después.