Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
“Un ascenso no se mira con los ojos, sino con el alma”
Por eibarsestaox

“Un ascenso no se mira con los ojos, sino con el alma”.La frase era de William Shakespeare.
Bueno, quizá no era exactamente así.
La cita sale de su obra “Sueño de una noche de verano”.
Y ese sueño es el que nos mantuvo en vilo 10 días de julio de 2020 desgranado estos cinco actos:

Acto I:
Todo comenzó un 18 de julio en Málaga.
Costa del Sol.
Estadio de la Rosaleda.
Un estadio que en 1995 celebró el primer ascenso del recién nacido Málaga CF a Segunda B.
Era 1995, justo el año donde un joven César Caneda debutaba con el Aurrerá de Vitoria en Segunda B.

Aquel 1995 el viejo Las Gaunas despedía el fútbol de Primera tras una temporada lamentable que ponía fin a 8 años de vino y rosas, y nunca mejor dicho.
25 años más tarde César Caneda celebraba el ascenso a Segunda con la UD Logroñés.
Un ascenso que devuelve a La Rioja a Segunda.

“Por tanto, bella Hermia, examina tus deseos, piensa en tu edad, mide bien tus sentimientos”.

Cuando el joven César debutaba en Segunda B todo Logroño sentía al CD como suyo.
Los tiempos y el fútbol han cambiado.
Pero el deseo de volver a Segunda ha prevalecido.

El punto de penalti decidió también el duelo entre clubes malditos.

“El amor verdadero no encuentra nunca un camino fácil”

El Cartagena, fundado en 1995, vuelve a Segunda.
La maldición del Baleares de Mandiola continuará un año más gracias a la parada decisiva de Marc Martínez.

El héroe departamental fue canterano de La Masía. Los culés tumbaron al debutante Valladolid B.
Duelo de filiales donde el ambiente post-covid sin público les hacía sentirse como peces en el agua.
Al final, dos goles de un delantero de Miami en Málaga los confirmó.

Los once metros dieron la clasificación al Badajoz, uno de los gallitos.
Los pacenses se metieron a la heroica, aguantando con diez y con Kike Royo como protagonista.
Repitieron el resultado de su duelo en Segunda en 1995.
El mismo año en que su mister Munitis debutaba en Primera.

También desde el punto de penalti se clasificaba el Sabadell, tras un partido digno de playoff con goles en el descuento, errores y héroes mitológicos.
Diez años después Mackay volvió a hacer historia en un playoff con sus paradas y los arlequinados soñaron más noches de verano.

Sus paisanos del Cornellá dieron la gran sorpresa de esta ronda eliminando al Ibiza.

“¿Qué fuerzas serán las que pueden trocar en infierno un paraíso?“

Pues las del dinero, William.
Y de esa manera por segundo año consecutivo el proyecto ibicenco acaba en la nada.

Sus vecinos ibicencos eliminaron a otro de los favoritos era el Marbella, que en 1995 disfrutaba en una posición privilegiada en Segunda.
Ascenso no tendrán, pero centro comerc…estadio nuevo, si.
La Peña Deportiva logró la mejor clasificación de su historia.
Una verdadera gesta.

En el Football Center marbellí jugaba otra de las vacas gordas, la Cultural de Aira (cuyo debut como profesional ocurrió el mismo día que el de César Caneda), que goleó a un Yeclano de regreso a los playoff tras perder el ascenso en 1992 frente al Marbella cuando eran favoritos.

Acto II:

“Te seguiré, y de mi infierno haré un cielo”.

La noche del 21 de julio prometía emociones fuertes en Segunda. Y vaya si las hubo.
Una jornada con 10 partidos simultáneos donde se iba a decidir los descensos a esa Segunda B tan atípica y surreal que nos espera.

La época post-Covid nos trajó una suspensión, un gol desde el centro del campo de Zlatanovic mitad Zlatan mitad Ibrahimovic, otro Lugo-Mirandés clave como el de 2014 cuando aún ni sabíamos quién era Fernando Simón y un penalti que hizo temblar La Mancha y la calva de Zozulya.

Los Pajaritos abandona el fútbol profesional tras 23 años en lo más alto.
Es raro imaginar el fútbol sin público.
Es raro imaginar Segunda División sin el Numancia.
Y es que cuando César Caneda debutaba el Numancia protagonizaba su gesta copera de 1995.
Soria vuelve a Segunda B.

Y el Dépor…ay, el Dépor.
Y es que en 1995 el Superdépor levantaba la Copa del aguacero en el Bernabéu.
Hoy, los coruñeses regresan a una categoría en la que militaron en 1981.
Esta vez no apareció Vicente Celeiro.
El (probable) descenso fue extraño, propio de una pandemia.

Estamos a 28 de julio y aún no se ha disputado la promoción a Primera.
Ni siquiera si se jugará el Dépor-Fuenlabrada.
Es más, no sabemos si los azulones jugarán en Primera vía playoff, en Segunda o en Segunda B.
Más carnaza para los medios de comunicación en verano.

Al final el fútbol es sólo fútbol.
En realidad hay 28 positivos en el Fuenlabrada y nadie parece mirar por ellos.
Situación que será frecuente el próximo año. Imagínate si hay 24 equipos.
En nochebuena gambas, zambomba, villancicos y un Castellón-Lugo aplazado con tu cuñado.

Acto III:

“No basta con hablar, hay que hablar con discreción.“

Todo ascenso siempre tiene sus héroes.
En el Castellón-Peña Deportiva apareció Cubillas.
Un tipo que con 24 años se fue al Villarreal C para salvarles del descenso a Preferente.
Uno de los protas del ascenso a 2B.

Su gol volvía a poner a los de Castalia al borde de Segunda.
Como en 2005, cuando Álvaro Cervera aún no pensaba que iba a subir al Cádiz sin público en los estadios.
Acababa con honores el cuento de Cenicienta para la Peña Deportiva.
Pero otro sueño perduraba.

Y es que el Cornellá tumbaba otra vez al Atlético Baleares.
Un año más en Segunda B.
Bernat Vallori-Mas continuará de luto a raíz de un gol de Agus Medina, que pasó del Birmingham City al Cornellá a principios de este año, cuando para todos EPI era sólo el amigo de Blas.

Agus pasó por la cantera del Sabadell.
Su ex-equipo se enfrentarían a la Cultural en un duelo entre históricos de nuestro fútbol.
Ya se habían enfrentado en 2009, cuando Álvaro Cervera, quién sino, entrenaba a los leoneses.
Y nuevamente surgió el héroe: Ian Mackay.
Siempre Mackay.

Tras un 2-2 con gol in-extremis de Menudo y aún más in-extremis empate de Óscar Rubio, apareció por Málaga el pie de Mackay para meter en la final al Sabadell y rememorar viejos fantasmas pasados a la Cultural.

“El sueño, que a veces hace dormir nuestras penas”.

Otra ración de penaltis tuvimos en el Barça B-Badajoz.
Era el único filial que quedaba para lograr el pleno.
Pero…los penaltis decidieron clasificar a los culés.
Shakespeare lo explicaba así:

“Con todo esto y a decir verdad, en nuestros días, razón y amor no hacen buenas migas”

Acto IV:

A sus 37 años dos goles de López Silva ascendían al Tamaraceite a 2B.
Y tú con 37 te abres Tinder.
López Silva fichaba por el Tamaraceite procedente del Alcoyano, que era derrotado por el Atzeneta de David Albelda.
Atzeneta d’Albaida es un pueblo de 1.271 habitantes.

Jony Ñíguez falló un penalti para el Alcoyano.
Cosa que no hizo Pablo Antas en un accidentado Compostela-Ourense CF.
2021 nos traerá un Compostela-Deportivo sin Sion causando estragos.
También nos traerá probablemente un Deportivo-Covadonga.
Los caminos de la B son inescrutables.

Los ovetenses tumbaron a un histórico como el Caudal para lograr el primer ascenso a Segunda B de su historia.
Primer ascenso también para el Tarazona al fin.
No recordamos playoff sin nuestro Tarazona en el bombo.
Lo echaremos de menos casi tanto como este agosto sin cipotegato.

Algún tomate que otro le habrán tirado procedente de El Ejido.
Los de Santo Domingo lograron el ascenso en casa tras hacer valer la clasificación frente al histórico Real Jaén.
Más infierno para un histórico.
Otro igual de histórico que se queda en Tercera es la Gimnástica.

Bueno, las Gimnásticas.
La de Torrelavega cayó frente al Laredo por 2-0.
Desde 1990 que no ascendía el Charles tras innumerables decepciones.
Mientras tanto en Palencia, la Segoviana caía frente al Zamora de Movilla.
El Ruta de la Plata está de vuelta en Segunda B.

Otro que ya echábamos de menos es el Hospitalet, cuyo triunfo se fraguó gracias al gol del mítico Canario.
No menos mítico es Aitor Pons y sus goles.
El que logró en el 90 frente al Mallorca B significa el regreso pobler a 2B tras 31 años.
El año pasado les eliminó el Sestao.

Al Portugalete-Sestao le correspondió ser el partido “tocado” por el Covid debido al positivo de un jugador del Portugalete.
Algo con lo que por desgracia tendremos que convivir en la venidera 20/21.
También tendremos que convivir con otro filial en Segunda B, el Betis B.

Al Ciudad de Lucena le cayó un 4-1 sin paliativos.
El Betis B es un filial tan clásico como el Lorca en los playoff.
En este caso, fue el Deportiva el que logró tanto un ascenso a 2B como un expediente por positivo en covid.
Todo puede suceder en Lorca.
Este Lorca tiene 8 años.

Poco más lleva la SD Logroñés, que consiguió regresar a Segunda B tras superar al Varea (que como sabéis, algo de relación con la UD tiene…).
Logroño tendrá equipo en Segunda A y Segunda B, además del EDF en Primera femenina.
¿Habrá overbooking de goles en Las Gaunas para 2021?

A no muchos kilómetros de allí el Mutilvera se imponía al Beti Kozkor con gol de Eder Abaurrea en partido disputado en Merkatondoa.
Los de Andoni Alonso refrendaron con el ascenso una temporada en la que además ganaron la liga.
Lo mismo le sucedió al Socuéllamos.

Campeones de grupo y eliminando en el playoff a dos históricos como el Guadalajara y el Toledo, el Paquito Giménez volverá a ver fútbol de 2B (Ojalá sin mascarilla) en la 20/21.
El ascenso se dedicó a un directivo fallecido por Covid.
También regresará Villanueva de la Serena.

El Cacereño engrosa el grupo de históricos que han recibido el palo de quedarse un año más en Tercera.
Los serones se benefician del 1-1, igual que le ha pasado al Navalcarnero frente al Alcorcón B.
El Naval ha desembarcado en 2B.

17 ascensos a falta del Sestao-Portugalete.

Total, que tenemos 97 equipos a falta del 98º.
Los otros dos saldrán entre Linares, Alcoyano, Marino y Lealtad.
¿Y si pierde el Portugalete?.
A saber.
Igual se juega una post-repesca de playoff contra el Salamanca Athletic.

“¿Qué están voceando estos rústicos de estopa aquí?”

Acto V:

El último sueño de una noche de verano ocurrió antes de ayer.
Fue el último acto de esta obra de teatro que sin público es más ensayo que obra.
Cosas de la nueva normalidad.
Esa que nos trajo un doble duelo entre los 4 miembros del grupo tumaca.
Un playoff mediterráneo.

Bajo el radiante sol de Marbella el filial barcelonista lograba adelantarse en el minuto 37 merced a un gol de Monchu.
El descanso fue clave.
O más bien la salida del mismo, porque a pocos minutos Aleix Coch conectó un cabezazo a la red.
Empate
Y muestras de nervios en los culés.

Es entonces cuando un pase al centro, de esos que desesperarían a Blas Ziarreta, tomó sentido gracias a Edgar Hernández.
Un toque sencillo, sutil.
Néstor Querol frente al portero.
Y gol.
Gol del Sabadell.
1-2 y los vallesanos están de vuelta a Segunda cinco años después.

En La Rosaleda minutos después el Cornellá se enfrentaba al Castellón.
15 años más tarde los castellonenses estaban ante una oportunidad histórica.
Porque su “Volveremos” de Tercera no se culminaría hasta que volviesen a Segunda.
Quinto playoff
El primero en 1995
Sólo uno ganado.

La nueva normalidad en los playoff hace que los choques apenas se decidan en los minutos finales.
Cuando San Playoff dictaba 0-0 sucedió.
Con el eco de las voces entre jugadores en una Rosaleda vacía, Jorge Fernández puso un centro para que Juanto Ortuño anotase de cabeza el 1-0.

Pese a ello el Castellón siguió dominando y Ramón salvó al Cornellá de un marcador más amplio.
El último ascenso del Castellón a Segunda pilló a Ramón con 5 añitos.
Este ascenso de 2020 ponía fin a una década poco prodigiosa.
A una travesía por el desierto.
Pam pam orellut.

Segunda B es que tanto Castellón como Sabadell se salvasen del descenso a Tercera en los minutos finales de la pasada temporada.
El Sabadell vencía en Olot mientras que César Díaz ponía patas arriba Castalia en el minuto 94 frente al Barcelona B.
Los milagros de San Playoff.

Y entre carruseles en el móvil, partidos online, comunicados del Dépor y llaves arrojadas por un padre generoso llegamos al (casi) fin de estos extraños playoffs de 2020.
Unos playoff sin pipas por el suelo, sin cerveza por los aires para celebrar un gol, sin bocata de panceta.

Sin patadas a las vallas en el 90.
Sin el paracetamol en el bolsillo.
Sin casettes de Camela.
Sin la camiseta oliendo a perro mojado desde el minuto 12.
Sin las gorras de Banco Pastor.
Y sin vosotros animando.
Hemos cambiado el “PENALTI, CABRÓN!” por “TIRA PA CASA, HIJO DE PUTA!”

Hemos pasado de la grada al balcón.
Corremos al policía a gritar “EH, DISTANCIA SOCIAL!! DISTANCIA SOCIAL!!” como si fuésemos Julio Álvarez yendo a por De Burgos Bengoetxea.
Perdimos parte del fútbol, pero siempre quedarán los goles.
Y con eso no podréis, jodidos murciélagos.

La temporada 21/22 igual nos trae 20 equipos en Primera, 24 en Segunda, 100 en Segunda B y 23.452 en Tercera.
La cosa va a estar graciosa.
Pasaremos de Shakespeare a Berlanga gracias a las maravillosas decisiones de nuestros dirigentes.
Pero una cosa queda clara….

El día que podamos volver a celebrar un gol en el estadio, aunque sea el minuto 14 y estés jugándote el 12º puesto en pleno mes de febrero, vamos a correr por la grada o por el campo todo lo que no hemos corrido este playoff.

Lo volveremos a hacer.
Volveremos a ascender.
THE END