S02E01 – Fernando Astobiza, Sarón.

El rugido del Fernando Astobiza, el campo donde juega el Cayón, se escucha hasta en Cabárceno. Entre cebras y elefantes salió el hierro suficiente para construir un ferrocarril que solía coger un tío fornido y corpulento. El hilo del Cayón, vamos.

CATEGORÍAS:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Cayón es el club de fútbol representativo del municipio de Santa María de Cayón. El Fernando Astobiza (en la localidad de Sarón) registra asistencias muy superiores a la media en Tercera, meritorio para un municipio de 9.100 habitantes regado por el río Pisueña.

En el valle del Pisueña se encuentra a su vez el parque natural de Cabárceno, recinto mítico que aglutina en régimen de semilibertad varias especies animales aprovechando la zona que hasta 1989 fue una antigua mina de hierro que exportaba mineral a Gales. Al horizonte se ve.

El hierro se transportaba a Gales desde Astillero, además de servir para la construcción del ferrocarril Astillero – Ontaneda que fue clave para el desarrollo de Santa María de Cayón. El ferrocarril tenía parada en un barrio de La Abadilla conocido por entonces como Sarón.

Lo curioso es que su nombre nace gracias a un vecino llamado Juan Antonio Saro, de aspecto alto, fornido y con una espesa barba, al que se conoce como “Sarón”. A la tienda que crea en la zona se la conoce como “Venta Sarón”. Y de ahí sale el actual topónimo de Sarón.

El crecimiento de Sarón motiva a un vecino, Antonio Lavín, a construir una fábrica de ladrillos aprovechando la línea ferroviaria. Y no solo eso, sino que inaugura un casino e impulsa la creación de un equipo de fútbol: El Club Deportivo Cayón. ¡Apuestas, fútbol y ladrillos!

Desde 1915 se venía jugando al fútbol en la localidad, pero no fue hasta 1924 cuando compiten federados. En 1931 el equipo cesa su actividad, y hay que esperar hasta la aparición de Lavín en 1947 cuando el Cayón actual comienza a rodar de verdad.

Por aquel entonces disputan sus partidos en el campo de Los Rosales, de donde sale Fermín, portero cayonés que militó en Real Madrid, Rayo, Racing, Oviedo, Pontevedra o Burgos. A Fermín en el Cayón le entrenó un ingeniero de las minas de Cabárceno: Hilario.

A Hilario le sucede Fernando Astobiza, el entrenador que da nombre al actual campo. Con él se trasladan a la que fue su casa hasta 1988, Bellavista, situado en una explanada en principio construida para dar cabida a la línea férrea Mediterráneo-Santander. A la que hemos ido….

Concretamente está explanada donde se encuentra varado un Renault Clio modelo JASP entre ovejas. Porque este campo es Bellavista, o más bien lo que queda de él. La tribuna se conserva en un estado más que aceptable. Una tribuna escandalosamente preciosa que imaginamos llena.

Poco queda en pie del vetusto Bellavista. Una de las estructuras que mejor se conservan es la taquilla del campo, situada a la entrada tras ascender por unas escaleras. Las ovejas hacen de improvisada seguridad del campo. ¡Vais, vais!

Y entre vías férreas y minas en Cabárceno, el Cayón llega a Tercera en 1977 en este solemne campo. En la temporada de debut, solo el filial del Sporting se lleva la victoria de Sarón. Por Bellavista pasan aquella temporada equipos como el Real Avilés, Ponferradina o Compostela.

Y no solo eso, sino que en 1982 quedan cuartos y se convierten en el tercer equipo de Cantabria clasificatoriamente hablando, tras Racing y Santoña. Cuesta pensarlo al ver el estado actual del campo, pero aquí donde están esas ovejas jugaba el tercer equipo de 1982 en Cantabria.

Era el año del Mundial. Año muy recordado en Sarón al jugar también por vez primera aquel año la Copa del Rey frente al Deusto. La temporada siguiente debuta Ángel Cobo. Gelín se marcó 23 años en el Cayón, pasando de delantero a central según avanzaba en edad. Un mito.

Gelín vivió la inauguración del actual Fernando Astobiza, campo con el que el Cayón logra asentarse definitivamente en Tercera hasta el regreso a Preferente en 2004. La vuelta a Tercera se conseguiría a los dos años, en 2006 tras vencer al Meruelo por 0-3.

Aquel verano de 2006 los nubarrones negros llegaron al Cayón. El 17 de Julio de 2006 el club recibe la noticia del fallecimiento de Lolo Leira, jugador del Cayón que perdía la vida en un accidente laboral. Desde entonces se ha venido jugando un Memorial en su nombre.

Temporada a temporada el Cayón va creciendo hasta que este estadio ve a los suyos en 2012 jugar un play-off frente al Alondras de Cangas del Morrazo. Pagan la novatada, y caen a las primeras de cambio. Y al año siguiente, otro play-off más. Por eso esta hierba huele a play-off.

Superan al Formentera, pero caen frente al Arenas. En 2015 superan al Navalcarnero y Condal, pero caen en la final frente a otro gualdinegro, el Portugalete. Finalmente el Caudal en 2016 y el Rápido de Bouzas en 2017 les impiden dar el gran salto para desgracia de su fiel afición.
Asi que si os hacéis un Manu Ginobili pasando por Cabárceno para ver cerdos vietnamitas y oís voces a lo lejos, que sepáis que eso es Sarón. Que sepáis que eso es el Cayón. Créditos: Gracias a la ayuda de y al por su tiempo en el Astobiza. The end.