S01E01 – San Francisco, Reinosa.

La primera parada nos trae a Reinosa. Llegar a Reinosa ha sido una auténtica odisea por la nieve, así que las imágenes tendrán un precioso toque navideño, muy clásico de la zona por otra parte. Va hilo de San Francisco.

CATEGORÍAS:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Como pasó en Extremadura, comenzamos por la ciudad más fría de todo Cantabria, y una de las de España con las temperaturas más gélidas. En la visita al campo tuvimos que sacar el Johann Mühlegg que llevamos dentro. Un San Bernardo nos habría venido de perlas.

Estamos en la sede del histórico Naval, un clásico del fútbol español y cántabro. Reinosa además del Naval es la cuna de La Fuga, grupo de rock español con una canción llamada “Primavera del 87”. Porque en esa época aquí pasaron cosas. Muchas cosas.

La reconversión industrial iniciada por el PSOE en los años 80 afectó significativamente a muchas poblaciones de España. Reinosa fue una de ellas. Aquí tenía su sede la siderúrgica Naval, que luego se convirtió en Forjas y Aceros de Reinosa SA. En 1987 se plantearon despidos.

El clima en la localidad campurriana estaba tenso desde Diciembre, motivado por los expedientes de regulación de empleo presentados por varias empresas de la localidad. La pólvora estaba esparcida por el suelo y solo faltaba un detonante para que todo estallase. Y estalló.

El 11 de Marzo, miembros del Comité retuvieron a varios consejeros en las instalaciones. Tras ser liberados por las fuerzas del orden, más de 300 agentes tomaron las calles de Reinosa. Los enfrentamientos entre la Guardia Civil y los trabajadores fueron brutales.

Muchos guardias civiles perdieron sus armas y otros fueron capturados por los trabajadores. Hubo decenas de heridos. La rebelión de Reinosa llegó hasta el Ministerio del Interior, quien envió más agentes además de tanquetas y un helicóptero. Las refriegas eran constantes.

La Guardia Civil tomó Reinosa a base de botes de humo, camiones blindados e incluso munición real. Los trabajadores luchaban con piedras, tirachinas, tuercas, tornillos o bolas de acero tras las barricadas. José Barrionuevo, Ministro del Interior, temblaba. Y no del frío como yo.

La batalla continuó durante el mes de Abril. Cortes en carreteras, vías férreas, manifestaciones, barricadas…hasta que los disturbios acabaron con la muerte del trabajador Gonzalo Ruiz tras una acción de la Guardia Civil. Reinosa se convirtió en un polvorín, noticia nacional.

“No nos mataron porque no quisieron”, declaró uno de los guardias civiles que intervino en Reinosa. La histórica empresa Naval llevaba en Reinosa desde el verano de 1920. Por entonces, el fútbol ya se practicaba por los verdes prados colindantes a la empresa.

Tres años más tarde nace este campo, que durante los años ha sufrido muchas remodelaciones. La mayor de ellas en 2006, reinaugurándose con un partido frente al Racing de Santander. Bajo este manto blanco se oculta hierba artificial. Así que mejor la nieve, donde va a parar.

Fruto del arraigo de la empresa siderúrgica, en 1928 organizó un torneo de fútbol en la localidad con singular éxito, lo que se tradujo en la creación del Club Deportivo Naval para la práctica de este deporte en la villa. Nacía entonces un club con mucha historia en Tercera.

Sus años dorados comenzaron en 1976 cuando el Naval alcanza la Tercera y se mide en Copa al Valencia, ganándole 1-0 en este campo con un lleno histórico a los Saura, Arias, Carrete….Era el partido de vuelta. En la ida habían caído 6-0 en Mestalla. Pero aquella victoria fue épica.

San Francisco siempre se prodigó por la hostilidad de su público. Fruto de ello el equipo se sostuvo holgadamente en la durísima Tercera de finales de los 70 y principios de los 80, hasta que en 1995 perdían la categoría. La afición fue abandonando San Francisco.

Los blanquiazules pasaron de 1.600 socios a los 400 actuales, mientras la ciudad caía de 13.000 habitantes a poco más de 9.000. Aquel 1987 fue un antes y un después tanto para la ciudad, como para su equipo de fútbol.

Hoy el Naval subsiste en la Preferente cántabra lejos de los años en los que Barakaldo, Ourense, Real Avilés, Real Racing o Lugo llenaban su campo. Para el recuerdo queda su brillante historia en los 70 y 80, aderezada con dosis extra de piedras y tuercas La Fuga mediante.

Y dejando estos pasos atrás, abandonamos San Francisco.
Créditos: Agradecimientos a @dquevedo por las gestiones y al @cd_naval por la paciencia.
The end.