Play-off 2018: Príncipe Felipe, Cáceres.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Playoff de ascenso a Segunda B
CP Cacereño 0-4 UD Socuéllamos CF

La locura playoffera nos ha traído hoy de vuelta a uno de los estadios visitados durante el último #BellotaTour. Estamos en Cáceres, tras pasar ovejas y gorrinos.

Estadio Príncipe Felipe. Campo mítico donde los haya, que acoge el partido de la vuelta de la segunda ronda del play-off. El Cacereño – Socuéllamos. Un derbi mesetario de la deep Spain.

Ni que decir tiene que nuestros deseos estaban en el Narcís Sala, pero la hora del partido era inaccesible. Y no hay mal que por bien no venga. Bajo 50 metros de hormigón se está bien agustico.

Por el momento los verdes empatan a cero con los azules. Mucho ambiente, que da un poco de colorido a este inconmensurable estadio con olor a tacos y burritos.
Por el momento mucho centrocampismo y batalla. Olor a bocadillo de panceta y papel albal por el suelo. Pipas por doquier en la grada y ritmos de batucada en los tambores de guerra cacereños.

La afición del Cacereño animando a su equipo. Parte con ventaja el Socuéllamos en la eliminatoria. De ahí los ánimos de revancha. Desde el primer minuto dominan el encuentro.

35 minutos de juego con 0-0 en el marcador. Sufre el Socuéllamos y su afición. Muchos decibelios en el Príncipe Felipe. Como cuando Bidaurrázaga, Barcala, Edu o Ipintza hicieron a este equipo campeón.

Dos minutos para el fin del letargo. 0-0 en los dos marcadores del Príncipe Felipe. El encuentro ha tomado un cariz España – Túnez terrorífico. Y todo sigue igual.
Gritos de pasión y amor infinito al árbitro en su retirada. Gardenias al aire en su entrada al túnel de vestuarios mientras le rocían con sudor de unicornio. Partido al descanso.

Viendo el resultado del Elche declaramos nuevamente nuestros respetos al gran Nino.
Una de las tres torretas del Príncipe Felipe. La torreta que falta claudicó una noche de tormenta. Este estadio ha sufrido avatares de todos los estilos. Conciertos, promociones, el Atleti de Gil, España contra Rumanía…

 

Para recordar aquella loca historia del Atlético de Gil en Cáceres echen un vistazo a esto:

Vuelven los dos equipos al campo tras el descanso ante la euforia de los aficionados. 45 minutos de ruido y confusión en el Príncipe Felipe. Nos espera el fin de la batalla.

Y marca el Socuéllamos. Paraguas al aire en la grada visitante. Suplentes corriendo la banda. Niños tapándose los ojos. 0-1 para los visitantes. Tres goles necesitan los locales.

Y otro del Socuéllamos tras un error garrafal de la defensa cacereña. Partido visto para sentencia. O casi. Que esto es play-off.

“Otro añito más en Tercera”

El 0-2 no ha hecho decaer el consumo de pipas. Se mantiene en cotas altas.
Mientras tanto, hemos visto un gol anulado y un balón al palo. Todo ello del Socuéllamos. El Cacereño está grogui.

Anota el Castellón en el Narcís Sala a la vez que Unionistas se pone 2-0 frente al Tarazona. Vaya tercera ronda nos espera.
Aquí continúa todo igual. 0-2 claro para el equipo azul y partido visto para sentencia salvo aparición divina. Momentos para fantasear disfrutando de este campo.

Y otro más. Gritos de “Fuera, fuera”. Las puertas se abren. La gente se va. Sonidos de funeral.

El Cacereño está totalmente fuera del partido. No hay lugar para ascensos a las nubes.

Os juro que no es la misma foto. El cuarto del Socuéllamos.
0-4 en un play-off. Tiene tela el asunto.

Al del marcador le ha dado pereza cambiarlo.

Hay tangana en una de las salidas del Príncipe Felipe. Aficionados corriendo. Un clásico. Vuelven las alcantarillas voladoras.
Y final. Esto se acabó para el Cacereño. Pasa justamente el Socuéllamos.

Aplausos de ánimo a los locales pese al 0-4. Momento bonito.

Always look on the bright side of life.

CATEGORÍAS:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin