Play-off 2018: Francisco de la Hera, Almendralejo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Play-off de ascenso a Segunda
Extremadura UD 1-0 FC Cartagena

La diosa del play-off nos ha traído a la patria chica de Pedro Nieto. Almendralejo, cuna del fútbol de barro y la leyenda futbolera nos recibe con sol de justicia.

Tierra de barros. Tierra de play-off. Las cigüeñas del De la Hera nos reciben. Bajo ellas se disputará la ida del play-off: Extremadura -Cartagena. Se nos caen las uñas de nervios. Pero sobre todo de calor.

El espíritu de Almendralejo.

36 grados. El partido lo veremos al sol. Ay.

La muchedumbre recibe a su equipo. Humo azulgrana, gritos de ánimo, calor y pasión. Los exteriores del De la Hera resuenan como en sus días más gloriosos.

El autobús del Extremadura ha sufrido una rotura de la luna delantera. ¿Por qué? La afición aporreaba el autobús gritando “Échale huevos” que de la fuerza han roto la luna. Tienen fuerza en Almendralejo.

La luna la ha roto el capitán, Willy. Todo en orden.

Hora y media. Las calles adyacentes al estadio entran en estado de ebullición. El ambiente es un escándalo de bonito. Llegan a cuentagotas los aficiones cartageneros. Olor a sudor de play-off.

Continuamos de previa junto a mitos azulgranas como el gran Soler. Todos rememorando los tiempos de Verde, Manuel, Ito o Rueda. Oro.

Olor y sonido de play-off. 35 minutos para que comience la batalla.

Calle paralela al Francisco de la Hera. Poesía pura.

Estamos dentro del templo de Almendralejo. Como un niño con zapatos nuevos.

Las cigüeñas han volado de la torreta al marcador. Según los dichos populares, es sinónimo de victoria local.

Son momentos para el abanico y la bufanda en la cabeza. El riego automático del campo es un lujo asiático en estos momentos. Se viene insolación.

Extremadura – Cartagena. Donde van a suceder cosas grandes.

Los protagonistas antes de que salgan los protagonistas.

Empezamos, señores. Que la magia de estos malditos y benditos partidos repartan suerte entre Cartagena y Extremadura. El partido lo tiene todo.

Comienza el encuentro con dominio cartagenero. El Extremadura por el momento busca su sitio. Desde la grada se les pide testosterona mientras los spray con agua hacen su función.

Gradas llenas, no cabe un alfiler.
Sobre el campo, Enric Gallego se crece con este ambiente. Comienzan a dominar los azulgranas.

 

Qué jugador es Enric Gallego. En este estado puede acabar incluso de Ministro de Cultura.

El 0-0 de costumbre al descanso en La Florida, por lo que leo. Puro play-off.

Se detiene el partido por el calor. Jugadores a refrescarse. Aficionados a sudar. Breve pausa para la pasión.

Continúa dominando el Extremadura mientras los minutos pasan sin cesar camino del mítico 0-0 al descanso.

La que ha tenido el Cartagena. Clarísima. Toda la grada la ha visto dentro. Se hizo el silencio mientras el público contenía la respiración.

Muchos momentos de juego parado e interrupciones por el calor. Bastante complicado ponerle ritmo a esto, salvo jugadas aisladas.
Prolongación de seis minutos.

Se cae el De la Hera. Y nosotros más, que estabamos pidiendo bebida. Fuck.

La sensación entre la afición azulgrana es que el Cartagena está muy tocado físicamente. El 1-0 llega en minutos clave. Parece tocado el submarino cartagenero pero….esto es un play-off. El negro pasa a blanco en cuestión de segundos.

Balones al viento con los que se reanuda el juego. El Extremadura sigue mejor. Sensaciones de que puede caer el segundo.

Aquí, esperando la reacción del Cartagena. De momento, poquito. ¿Será un maquiavélico plan de Monteagudo para la vuelta?. No sé yo.

 

No, no. Por favor. La ola en el De la Hera no, por favor.

El partido totalmente roto. Minutos de ruleta rusa con 67 minutos de juego donde todo puede pasar.

Dos ocasiones claras para el Cartagena ante los gritos generales de “Están muertos”. Que igual la gente de Cartagena dice lo mismo del Extremadura.
El árbitro se da cuenta y detiene el juego. Chill-out time. Snacks y refrescos.

 

Hay verdadera devoción en la grada con el partido de Kike Márquez.

O no, vamos.

El belmonte con hielo que se han metido en el break time los cartageneros parece haber sentado mejor que el vino tinto a pelo del Extremadura. Minutos donde se rehacen los visitantes.

Hugo Rodríguez casi saca el balón del campo en el saque de esta falta.

“Pitillero”, le han llamado.

6 minutos más en Almendralejo. Tiempo para que todo pase. Tiempo para una vida entera. O tiempo para enfriar el partido y firmar el 1-0 como armisticio.

No hay tiempo para más. Ni para menos. La batalla en el horno que es hoy Almendralejo por el preciado bien del ascenso a Segunda se salda con una victoria por la mínima de los locales. Decidirá Cartagonova. Como casi siempre en los play-off. El misticismo de los departamentales.

La grada comienza a vaciarse. Antes lo han hecho sus gargantas. La pasión se intentó enfriar con litros de agua al viento durante el partido pero no se logró. El play-off es acabar más sudados que los propios jugadores. Nos despedimos de Almendralejo.

Gracias infinitas a @los4ud por dejarnos compartir su pasión y permitirnos vivir el momento que estaban esperando hace 14 años con ellos. Un honor cada minuto con ellos.

CATEGORÍAS:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin