Cinco jornadas de liga en Segunda División B. Un repaso.

Cinco jornadas de liga en Segunda División B. Cinco jornadas en las que hemos tenido huelgas, destituciones, insultos, expulsiones, inundaciones y muchos goles. Así que toca hacer un repaso de cada uno de los grupos. Vamos allá:

 

Grupo Vaques

En el grupo vaques llama la atención el liderato de la Penya Deportiva. Tres veces habían competido en 2B y las tres habían descendido. Comparte el liderato con los balearicos de Sir Manix, a quienes bien poco les importa cambiar de grupo en su enésimo intento por ascender.

Otra sorpresa es ver al Inter boadillense ahí arriba, aunque plantilla tienen para ello, con dos mitos como Rufino y Rubén Ramos arriba. Dos obreros del gol, que diría @playerssegundab. Pronto visitarán Ibiza. Que los de Amadeo estuviesen arriba era claro. Una apuesta segura.

Suponemos que el Rayo pronto llegará a zona de playoff, donde presumíamos que iba a estar también el Pontevedra. Algo más esperábamos también de Melilla (aviones aparte) y, cómo no, del Castilla. Pero dejémosles en 11º posición, empatados a puntos con un dignísimo Las Rozas.

Por abajo tenemos tres asturianos metidos en problema por la lógica imperante de su limitado potencial, el filial de Las Palmas una temporada más y un Sanse que hace aguas en defensa. Los cinco empates 0-0 de la jornada de este fin de semana nos reconfortan con el fútbol de 2B.

 

Grupo Patxaran

En el patxaran tenemos EL HORROR. EL PÁNICO. Más que patxaran este comienzo está siendo pura carne mechada. En playoff tenemos al filial del Valladolid, al de la Real, al del Athletic y al de Osasuna. 4 de 4. Algo que habría firmado Stephen King. Pavor ante lo que nos espera.

Afortunadamente Calahorra, Barakaldo, Cultural o Logroñés vienen por detrás. Grata sorpresa calagurritana. El resto entraban en casi todas las quinielas de playoff. Todos avanzan en sus notas con un Progresa adecuadamente. Con el profesor mirando de reojo está ya el Salamanca UDS.

En el patxaran podemos estar en la jornada 5 o en la jornada 30 que todo se mantiene dentro de la normalidad. Gente recia y seria abunda en este grupo. Tudelano, Izarra o Amorebieta son un ejemplo de ello. Buen comienzo también para el Haro. A Dios rogando y con El Mazo dando.

La zona baja es digna de reflexión. Muchos cambios en el Leioa, que se está marcando un España en Eurovisión con 0 puntos (el peor de los 4 grupos). Al Arenas se le ha atragando su nueva casa de Fadura. En los 80 se decía aquello de “Campo nuevo, descenso seguro”. Ojalá que no.

Empieza a preocupar el Real Unión. En los txuribeltz ya se deberían haber encendido las alarmas ante un comienzo inquietante.
Pero donde las alarmas deberían estar sonando día como si hubiese volado el reactor 4 es en Burgos. Quizá la mayor decepción de todos los grupos.

Y es que podemos llegar a entender que Unionistas se encuentren en posición de playout o que al Guijuelo le cueste arrancar….pero la inversión en El Plantío ha sido tan grande que otra cosa que no se playoff pasaría por ser considerado un fracaso. De bajar ni mentarlo.

 

Grupo Tumaca

Si nos vamos al grupo tumaca nos encontramos al Andorra, que hace un año por estas fechas estaba en mitad de la tabla en Primera Catalana tras haber empatado con el Sant Ildefons.
Y luego dicen que el dinero no da la felicidad.
Da la felicidad y fichajes en tiempo récord.

Una temporada más el filial del submarino amarillo se cuela entre los mejores.
Un habitual, como habitual de categorías superiores son sus perseguidores Sabadell, Lleida y Castellón. Soñamos con un playoff en el que todos ellos estén presentes. Clásicos eternos. Mitos del fútbol.

Nos sorprende gratamente el buen comienzo del Ejea, con mitos como Dorado, Diego Mainz o Rubén Falcón en sus filas.
Y es grato también no ver mucho filial en la zona alta en un grupo con mucho B de categoría. No tan sorprendente es el buen inicio de La Nucía en la competición.

Si nos vamos a la zona baja nos encontramos con varias depresiones. Saquemos el lorazepam que vienen curvas.
Depresivo es ver al Badalona hundido en la tabla.
Depresivo porque no queremos ver a Morales descender de categoría. Lo queremos ver con 51 años jugando los 38 partidos.

Depresión en Alicante con el Hércules, tras caer en la última eliminatoria de playoff. Planagumà ya fue despedido y el equipo lleva 1 punto de 15.
Hoy han caído frente a un Orihuela deprimido tras la desgracia de Dana que puede acabar con el derribo del mítico Los Arcos.

Depresión en Tarragona al volver a Segunda B después de descender el año pasado. Ver al Nástic en 15º posición es cosa de magia negra o brujería.
Menos depresivos deberían estar en el Prat, que este año se moverá salvo sorpresa en la zona baja intentando salvar la categoría.

 

Grupo Miarma

En el grupo miarma este año esperamos patadas y empujones por acceder a la zona VIP de la tabla. Mucho gallo en el corral, comandado por uno de los que más han invertido este verano, el San Fernando.
Su apuesta “Todo o nada” se está saldando con éxito por el momento.

Por detrás llega el Badajoz, la Balona y el Cartagena para cerrar las plazas de playoff. Tres eternos aspirantes al asenso, tres clásicos acostumbrados a la vida en las alturas.
Tras ellos Marbella, Recreativo y Córdoba. Lucha de gigantes en el barro, que diría Antonio Vega.

Ad astra per aspera están el La leti de Geijo y Güiza y un recién ascendido, el Algeciras.
Otro recién ascendido ha comenzado de manera brillante tras su victoria de ayer. Es el Villarrobledo, por fin en Segunda B.
De quién imaginábamos más es del UCAM. Y tal vez del Talavera.

La tristeza llega al ver la zona baja de la tabla. El Mérida ha comenzado de manera horrible, aunque el calendario no ha sido especialmente benévolo con ellos.
Algo similar a lo que le ha pasado al Villarrubia, con una plantilla que da para mucho más que para ser penúltimos.

Del Don Benito cabe esperar que pasen apuros hasta el último minuto. Y por mucho que la plantilla de este año sea de un perfil inferior al de los años anteriores, sigue haciendo daño a los ojos ver al Real Murcia en playout. Pero da igual. Es el Murcia. Saldría hasta de la muerte.

 

33 jornadas por delante.
Quedan jornadas de lluvia y viento en los que no sacar las manos de los bolsillos.
Partidos de sopor y somnolencia viendo balones volar de área a área.
Domingos de caldo y café al descanso.
Sueños de ascenso y aventuras en el barro. Paciencia.